Estancos

estanco

El sector de los estancos sufre desde hace años un incremento de la actividad delictiva, como consecuencia del elevado importe de la mercancía que se almacena y la facilidad de colocación de la misma en el mercado, debido a que resulta casi imposible hacer un seguimiento del producto una vez fuera del establecimiento.

Por otro lado, el sector no está sujeto a ninguna medida de seguridad de carácter obligatorio en base a la normativa vigente de seguridad privada.

La suma de ambos factores provoca que la incidencia de robos sea sectorialmente muy elevada en éste tipo de negocios.

Cada año, aproximadamente el 10% de los estancos sufre un robo

Por éste motivo los responsables de seguridad del Departament d’Interior de la Generalitat han determinado los cuatro parámetros que determinan la actual situación de vulnerabilidad de los estancos frente a los robos.

  • Cuantioso valor de la mercancía
  • Fácil colocación de la mercancía sustraída.
    • El tabaco tiene un precio oficial conocido y muchos puntos de venta potenciales y la mercancía no está marcada no diferenciada, lo que permite la venta en el mercado negro con poca pérdida de valor.
  • Protecciones de seguridad insuficientes. No es obligatorio ninguna medida de seguridad de protección ni seguro que garantice el daño o la sustracción de la mercancía.  En otros sectores como joyerías, loterías, bancos, etc. si hay medidas de obligado cumplimiento. Lo que coloca a los estancos en una situación de vulnerabilidad.
  • Insuficiente concienciación del riesgo a pesar de los esfuerzos por parte de la Unión de Estanqueros de Barcelona y la Federación Catalana, el sector está muy atomizado en 1.800 establecimientos repartidos por la geografía catalana. muchos de ellos con deficiencias importantes teniendo en cuenta las circunstancias actuales, no siendo conscientes en muchos casos del riego que su propia actividad conlleva.

Por éste motivo, la Consellería d’Interior de la Generalitat de Catalunya y la Federación Catalana de Estanqueros han firmado un acuerdo entre otros en los siguientes términos:

1.   Recomendaciones de seguridad

  • Instalación de un sistema de alarma conectado a una central receptora que cubra todas las estancias del establecimiento, especialmente el lugar dónde se almacena la mercancía.
  • Creación de un almacén de seguridad. Por las características de la mercancía es recomendable disponer de un espacio de almacenaje “ciego” (almacén con un único acceso) que disponga además de una puerta de difícil acceso cerrada en horas de cese de la actividad, detectores de movimiento y/o sísmicos o planchas de metal adheridas en paredes vulnerables de sufrir intrusión. (paredes contiguas a escaleras, patios de vecinos, locales comerciales, etc.)
  • Puerta exterior metálica de seguridad (auto-blocante, anti-palanca, etc.) o una instalación de una segunda puerta metálica complementaria a una puerta metálica ya instalada que no lo sea.
  • Instalación de pivotes anti-encastramiento en todos aquellos estancos que por su situación específica lo requieran.
  • La contratación de un seguro contra robo y daños a la mercancía adecuado en cuantía y declaraciones de seguridad.