Nos referimos a sectores que han de cumplir una serie de normas en lo referente a seguridad.

Administraciones de lotería, bancos, farmacias, galerías de arte, gasolineras, joyerías, juegos de azar.